sábado, 31 de octubre de 2015

Los maravillosos mantos que adornan a las Lycaena

Si recordáis, a principios del 2013 (como pasa el tiempo) abordamos el tema de la mitología griega y romana enlos nombres de las mariposas de la familia Lycaenidae. En aquella entrada comentábamos que Lycaón, Rey de Arcadia, era hijo de Pelasgo y Melibea, un personaje al que se le recuerda por la ofrenda que hizo a Zeus de uno de sus hijos desmembrado… quien consternado ante tan horrenda visión, lo castigó convirtiéndolo en lobo. Existen otras versiones que apuntan a que el cadáver ofrecido a Zeus como comida, cuando éste lo visitó en su casa haciéndose pasar por un extranjero, era el de un esclavo y no el de un hijo propio. Incluso alguna otra versión apunta a que fueron los hijos de Lycaón quienes asesinaron a su propio hermano y lo mezclaron con la carne animal para tratar de engañar al dios sin conseguirlo…

Dejando la mitología de un lado y centrándonos en la apariencia de estas delicadas mariposas, hay un rasgo visual que comparten todas ellas, el anaranjado que en mayor o menor medida engalana sus mantos o apéndices alares.

Al igual que los días de la semana, siete son las especies del género Lycaena que vuelan por la Península Ibérica, algunas más comunes y otras no tanto como veremos más adelante…

  • Lycaena alciphron
  • Lycaena bleusei 
  • Lycaena helle
  • Lycaena hippothoe
  • Lycaena phlaeas
  • Lycaena tityrus
  • Lycaena virgaureae

Los anversos de las Lycaena
Los anversos de las Lycaena ibéricas (salvo la muy localizada Lycaena helle)

Los reversos de las Lycaena
Los reversos de las Lycaena ibéricas (salvo Lycaena helle, claro está)

  • Lycaena  alciphron (Manto de púrpura)

La primera de las siete por orden alfabético es también la mayor en tamaño. Destacan sobre todo las pinceladas de color púrpura en los machos a los que alude su nombre común en castellano y que ocurren de un modo mucho más discreto en los ejemplares hembra.

Con un solo período de vuelo, podremos disfrutar de ella como imago entre los meses de junio y agosto por toda la España mediterránea y la mitad norte peninsular (incluyendo el norte de Extremadura y Toledo).

Su dieta alimenticia cuando todavía es oruga la constituyen diversas especies de Rumex, como R. acetosa o R. scutatus.


Lycaena alciphron, anverso
Lycaena alciphron, anverso de un macho


Lycaena alciphron, reverso
Lycaena alciphron, reverso alar

  • Lycaena  bleusei

La segunda de las siete por orden alfabético la conocí este mismo año en Vimioso (Portugal), en el transcurso de una inolvidable expedición entomológica de la que ya os he hablado en su momento.

Hasta hace bien poco esta mariposa era considerada subespecie de Lycaena tityrus, si bien los estudios genéticos (que no dejan de darnos sorpresas) han dejado claro que se trata de una especie bien diferenciada de la anterior.

Las orugas las podemos encontrar en zonas húmedas de media montaña, donde podemos encontrar diversas especies de Rumex de las que se alimentan.

A nivel peninsular y generalizando, Lycaena bleusei  vuela en varias generaciones que se suceden desde mayo hasta finales de septiembre en la mayor parte del territorio portugués, y desde el Sistema Central hasta Andalucía por lo que a España se refiere.

Los machos son más anaranjados que los de Lycaena tityrus, mientras que en el caso de las hembras (aunque también un pelín más anaranjadas) la distinción, en ocasiones, puede resultar más complicada.

Lycaaena bleusei, anverso alar de una hembra
Lycaaena bleusei, anverso alar de una hembra


Lycaaena bleusei, reverso alar
Lycaaena bleusei, reverso alar

  • Lycaena  tityrus (Manto oscuro)

Esta mariposa resulta bastante parecida morfológicamente a la anterior, aunque con tonos más oscuros (sobre todo en los machos) y la sustituye en el tercio norte peninsular.

Su alimentación la basa también en Rumex, y del mismo modo que la anterior vuela entre los meses de mayo y septiembre, si bien en este caso lo hace en tan solo un par de generaciones.

Lycaena tityrus, anverso alar de un macho
Lycaena tityrus, anverso alar de un macho

Lycaena tityrus, anverso alar de una hembra
Lycaena tityrus, anverso alar de una hembra

Reverso alar de Lycaena tityrus
Reverso alar de Lycaena tityrus

  • Lycaena  helle (Manto violeta)

Estamos ante la que quizás sea la mariposa diurna (rhopalocera) más localizada y con menos citas en la Península Ibérica, tan solo cuatro:
  • Oliver (1985): capturada “cerca de Reinosa”.
  • Sanz y Marcos (2004), sin precisar el lugar concreto, probablemente el mismo que la anterior.
  • Masó y Pérez (1985) citan la mariposa según observaciones hechas por B. Lambert en 1980 en el Pico de Aneto por su cara sur, en La Madaleta concretamente.
  • La cita más reciente la aporta en este mismo año 2015 Miguel Ginés Muñoz Sariot, quién consigue fotografiar al licénido en el mes de junio, en un prado situado al norte de la provincia de León. Una cita de lo más interesante. En este enlace a su blog podéis ver las imágenes.


Se trata de una mariposa univoltina que surca los aires entre los meses de mayo y julio y cuyas orugas se alimentan de Polygonium bistorta.

  • Lycaena hippothoe  (Manto de cobre)

Enamora cuando la ves por vez primera. Maravillosos los tonos cobrizos que adornan sus espectaculares alas metalizadas.

Solamente vuela por el norte peninsular y sin acercarse al mar, ya que lo hace a cierta altura, normalmente por encima de los 400m, en zonas pantanosas o con mucha humedad como pueden ser las turberas.

En Portugal existe un registro muy antiguo (de hace más de cien años) de Emilio Biel que no ha llegado a ser confirmado y que probablemente esté mal identificado para la Serra do Caramulo (zona de transición entre la Beira Alta y la Beira Litoral). Esta cita la recoge Wattison en la publicación que podéis consultar a través del siguiente enlace, donde habla de un ejemplar que estaría en la colección de Emilio Biel. El problema es que  actualmente, de esta colección (Museu de Ciências Naturais da Universidade do Porto) apenas sobrevive mucha cosa, ya que las mariposas fueron comidas por insectos, por lo que el registro no puede ser verificado... Más tarde es Orazio Querci quien se vuelve a referir a la publicación Wattison en referencia al ejemplar capturado por Emilio Biel (gracias a Fernando Vaz S. Carvalho y Eduardo Marabuto por la información que nos han facilitado al respecto).

La alimentación la basan sus orugas en Rumex acetosa y Bistorta vivípara. Una vez se ganan las alas disfrutan de su único período de vuelo entre los meses de junio y agosto.

Los ejemplares de las fotografías fueron vistos un día lluvioso en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido este mismo verano (un verdadero paraíso entomológico).

Lycaena hippothoe, anverso
Lycaena hippothoe, anverso de un macho

Lycaena hippothoe, reverso
Lycaena hippothoe, reverso

  • Lycaena phlaeas  (Manto bicolor)

Se trata de la más común de las siete que nos ocupan. Vuela por la práctica totalidad de la Península, además de los archipiélagos balear y canario.

Esta mariposa de pequeño tamaño (como helle, tityrus y bleusei), presenta un período de vuelo variable, trivoltino en el sur y bivoltino en el centro-norte peninsular.

Al igual que muchas de sus “primas” sus gustos culinarios se decantan hacia diferentes especies de Rumex y Polygonium.

La estrecha fanja rojiza que se aprecia en el reverso de las alas posteriores en la zona submarginal, hace que no se confunda con ninguna de las otras compañeras de género que vuelan por nuestras latitudes.

Lycaena phlaeas, anverso
Lycaena phlaeas, anverso

Lycaena phlaeas
Un macho de Lycaena phlaeas

Lycaena phlaeas, reverso alar
Lycaena phlaeas, reverso alar

  • Lycaena  virgaureae (Manto de oro)

Dimorfismo sexual llevado al extremo en este caso. El macho presume de sus cuatro alas doradas extendiéndolas siempre que puede. La hembra, más discreta, se parece bastante a la de alciphron por el anverso, siendo el reverso quien nos saque siempre de dudas, ya que allí, las pequeñas manchas blancas postdiscales que nos muestra hacen que la confusión no sea posible con ninguna otra de nuestras Lycaena.

Vuela desde junio hasta septiembre en una sola generación en los sistemas montañosos del norte de la Península Ibérica.

Seguramente ya os habréis imaginado que se alimenta de diversas especies de Rumex.

Lycaena virgaureae, anverso alar de un macho
Lycaena virgaureae, anverso alar de un macho

Lycaena virgaureae, anverso alar de una hembra
Lycaena virgaureae, anverso alar de una hembra

Lycaena virgaureae, reverso alar de un macho
Lycaena virgaureae, reverso alar (macho)

5 comentarios:

  1. Wapas fotos, buen reportaje y a seguir aprendiendo, con las lecciones que nos das, saludos

    ResponderEliminar
  2. Fantááááááásticas las explicaciones para los no entendidos.
    Gracias

    ResponderEliminar