viernes, 1 de abril de 2016

Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii: claves para su identificación visual


El par de mariposas del que nos vamos a ocupar en la entrada de hoy, puede resultar relativamente similar a las especies del grupo Melitaea a ojos del observador inexperto o recién iniciado.

Para diferenciar ambos géneros en nuestras latitudes bastará con fijarse en un detalle en el anverso del par alar posterior: la línea de puntos negros postdiscales que presentan las dos Euphydryas ibéricas y de las que las Melitaea (a excepción de cinxia) carecen.


Melitaea y Euphydryas
Comparativa Melitaea sp. y Euphydryas sp.
(E. desfontainii en fotos de Rafa Obregón)

Pero, ¿cómo diferenciarlas entonces de la citada Melitaea cinxia?, la respuesta nos la dará el anverso del par alar delantero, allí, en vez de una serie de puntos negros postdiscales, lo que podremos observar es una serie similar pero de puntos blancoamarillentos en E. aurinia y E. desfontainii de la cual Melitaea cinxia carece (ojo, en ocasiones, las hembras de desfontainii del sur peninsular carecen casi de estos puntos, o como en el caso de la foto que ponemos, los presentan pero un tanto oscurecidos y no tan blancos). Veámoslo con foto:

Melitaea cinxia y Euphydryas
Comparativa Melitaea cinxia y Euphydryas sp.
(E. desfontainii en fotos de Rafa Obregón)



  • Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii: los anversos

Centrémonos ya en las dos Euphydryas. Lo primero será aprender a diferenciarlas por el anverso alar.

El anverso de par delantero:

Es aquí donde se encuentra el detalle más significativo a la hora de diferenciar estas dos especies. Si nos fijamos con detenimiento en la zona submarginal de este par alar no nos será difícil comprobar que mientras que en Euphydryas desfontanii la serie de manchas que se aprecia  es de color balncoamarillento, en el caso de Euphydryas aurinia ésta es de color anaranjado. Además, estas manchas presentan una acusada forma de flecha apuntada en E. desfontainii, mientras que en el caso de la aurinia, éstas son bastante romas o redondeadas.

En ambos casos estas manchas se aprecian con ribeteado de color negro, si bien en el caso de desfontainii este ribeteado se da muy grueso tanto en la parte que apunta hacia la zona postdiscal como hacia la base de la punta de flecha, más cerca de la zona submarginal del ala, mientras que en el caso de la aurinia, este ribeteado negro es mucho más fino y a veces, en la base de las manchas casi imperceptible. Pero será sin duda como siempre, a través de fotos como lo podremos ver con mayor claridad:

Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii
Comparativa de anversos de
Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontanii
(E. desfontainii en foto de Rafa Obregón)



  • Los reversos alares

Aquí las diferencias son más sutiles.

Si nos fijamos en el par trasero, que será el que nos suelan enseñar cuando reposan con las alas replegadas, podremos comprobar comparativamente que los puntos negros  postdiscales se aprecian mucho más marcados en el caso de Euphydryas desfontainii que en el de Euphydryas aurinia, un detalle que se ve si cabe acentuado por el orlado blanquecino que los rodea, mucho más amplio y grueso en la primera que en la segunda.

Por lo que respecta a las manchas claras submarginales, el apuntamiento es más pronunciado también en desfontainii que en aurinia.

Un detalle más, las manchas negras postdiscales (sobre todo) que se aprecian en el reverso del par delantero son mucho más grandes y marcadas en Euphydryas desfontainii que en Euphydryas aurinia.

También en el par delantero, la línea que atraviesa las lúnulas en la zona submarginal es de color anaranjado en Euphydryas aurinia mientras que en el caso de Euphydryas desfontainii es negra.

Por último, la banda anaranjada que adorna la zona discal del reverso de las traseras es bastante rojiza en los ejemplares de Euphydryas aurinia, frente al anaranjado claro con matices amarillentos que suele presentar su prima desfontainii.

Reversos de Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii
Comparativa de reversos de  
Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontanii
(E. desfontainii en foto de Rafa Obregón)



  • Especies y subespecies

Por lo que a E. desfontainii se refiere, en la península ibérica solamente vuela la subespecie baetica, que lo hace fundamentalmente por la España septentrional y el Algarve portugués y que se diferencia de la forma nominal (que vuela en Marruecos) porque el color del fondo alar es mucho más claro en baetica que en este última.
Del mismo modo que hace aurinia, pasa el invierno como oruga en un nido común y se “despierta” a finales de invierno para completar el ciclo larvario (alimentándose de Cephalaria leucantha o Dipsacus sp.), pupar y emerger como imago en el mes de abril, permanenciendo en vuelo hasta finales de junio normalmente.

Oruga de Euphydryas desfontainii
Oruga de Euphydryas desfontainii
(Foto de Rafa Obregón)


Crisálida de Euphydryas desfontainii
Crisálidad de Euphydryas desfontainii
(Foto de Rafa Obregón)

Euphydryas desfontainii
Anverso alar de Euphydryas desfontainii en foto de Rafa Obregón


desfontanii
Disfrutemos de la desfontainii del Sr. Obregón

Reverso de Euphydryas desfontainii
Reverso de Euphydryas desfontainii
en foto del maestro Obregón


Euphydryas desfontainii Marruecos
Compárese este ejemplar marroquí (forma nominal) con la inmediatamente
anterior del sur peninsular (ssp. baetica), se observa que el fondo alar de
esta última es más intenso, menos claro (sobre todo en los anaranjados).
La foto es de Eduardo Marabuto


Si hablamos de E. aurinia y refiriéndonos a la península ibérica (por cierto, que se escribe así, en minúscula y no con mayúsculas como cabría esperar, o como por desconocimiento venía escribiendo yo hasta no hace mucho, cuando la curiosidad me llevó a descubrir en esta interesante entrada en el Blog de lengua de Alberto Bustos), hemos de decir que la variabilidad de diseño alar en E. aurinia ha hecho que se describan numerosas subespecies que según la bilbliografía consultada, muchas veces carecen de bases sólidas. En este sentido, parece claramente aceptado el hablar de dos subespecies fundamentalmente: beckeri, glaciegenita.

La segunda de ellas sería de menor tamaño que la primera y volaría en las altas cumbres pirenaicas. Se diferencia fundamentalmente de la subespecie beckeri  (que volaría por el resto peninsular), además de por el tamaño, por ser bastante más oscura que ella y por la forma de las lúnulas submarginales del par alar trasero, muy achatadas, sin apenas apuntamiento aparente.

Tal y como sucede con desfontainii, las E. aurinia hibernan como orugas jóvenes en un nido común, y cuando el invierno toca a su fin, retoman su alimentación (a base de varias especies de Lonicera) para completar el ciclo y volar a partir del mes de abril normalmente hasta principios de julio.

El color claro que predomina en los tres primeros instar de oruga contrasta con el negro de los tres siguientes.

Orugas de Euphydryas aurinia
Las orugas jóvenes de E. aurinia
tienen aspecto blanquecino, tal y como
se observa en la foto de R. Obregón


Orugas gregarias
El gregarismo en Euphydryas aurinia llega hasta
el 6º y último instar de crecimiento larvario

Orugas de Euphydryas aurinia
Gregarismo de Euphydryas aurinia


Euphydryas aurinia
Tras el 6º instar Euphydryas aurinia abandonará
la colonia y buscará un sitio adecuado para pupar


Prepupa de Euphydryas aurinia
Posición prepupal de Euphydryas aurinia


Crisálida de Euphydryas aurinia
La crisálida de Euphydryas aurinia


Euphydryas aurinia
Euphydryas aurinia, el anverso


E. aurinia
¿Os suena esta foto?



Euphydryas aurinia, reverso
Euphydryas aurinia, reverso


Distribuida por la práctica totalidad de la península, apenas falta en el la esquina suroriental de la península y centro de Aragón.

Euphydryas aurinia es una mariposa abundante en la península ibérica, que sin embargo y debido a que es extremadamente sensible a los cambios de uso de los suelos ha desaparecido ya de muchos lugares del viejo continente europeo, razón por la que actualmente  se encuentra protegida tanto por la Directiva Hábitats dentro del Anexo II, como por el Convenio de Berna en su Apéndice II.

Euphydryas desfontainii sin embargo, quizás sería la mariposa dentro de este par que sí necesitase protección en nuestras fronteras, ya que es bastante más escasa y localizada, habiendo autores que la vienen considerando ya  como una especie “casi amenazada”.

No quisiera concluir la parrafada de hoy sin darle las gracias a Rafa Obregón, autor de la mayoría de fotos de Euphydryas desfontainii que ilustran esta entrada, sin las cuales la misma no hubiera sido posible. Gracias Rafa!.

Y para cerrar, agradezco también a Eduardo Marabuto el facilitarme la siguiente foto (magnífica), donde podéis ver un ejemplar de cada una de las especies que hemos analizado en la entrada y poner en práctica los conocimientos que espero hayamos adquirido a través de la misma:

Euphydryas desfontainii y Euphydryas aurinia
Las dos Euphydryas

lunes, 14 de marzo de 2016

Confusiones habituales: Eurrhypis pollinalis y guttulalis, Pyrausta aurata y purpuralis, y las tres Lythria: sanguinaria, purpurata y purpuraria.



La de hoy es una entrada atípica, pero creo que resultará de bastante utilidad a la hora de resolver esas dudas recurrentes que siempre nos vuelven a la cabeza aun cuando ya nos las han explicado en más de una ocasión…

Las tres Lythria pertenecen a la familia Geometridae, mientras tanto las Eurrhypis como las Pyrausta son integrantes de la familia Crambidae.

Aunque todas ellas vuelan de día, lejos se encuentran taxonómicamente hablando de las que popularmente conocemos como “diurnas”, los ropalóceros.

Simplemente nos dedicaremos a apuntar las claves visuales que os ayudarán a atinar a la hora de clasificar vuestra mariposa, esa que no sabéis si es la una o si es la otra…, para el resto de cuestiones (voltinismo, nutricias, etc.) podéis recurrir a cantidad de sitios y publicaciones interesantes, donde seguramente os ayudarán profundizar mucho más que yo en tales cuestiones.

Vamos allá.

  • Eurrhypis pollinalis y Eurrhypis guttulalis


La primera pareja de baile la conforman las dos Eurrhypis que vuelan por nuestras latitudes, pollinalis y guttulalis, un par de pequeñas mariposas pertenecientes a la familia Crambidae, y cuyo parecido es bastante asombroso, pero, ¿cuál es la clave que las diferencias?

Nuestra vista tendrá que dirigirse hacia la zona basal del par alar delantero, allá donde las alas de topan con el abdomen.

Allí comprobaremos que mientras que Eurrhypis pollinalis presenta una mancha blanca alargada, Eurrhypis guttulalis no presenta allí mancha blanca alguna… vamos a la imagen:


Diferencias entre Eurrhypis guttulalis y Eurrhypis pollinalis
El juego de las diferencias entre
Eurrhypis guttulalis y Eurrhypis pollinalis.
E. pollinalis en foto de mi compañero (y maestro)
de batallas tras las mariposas X.L. Rey Muñiz


… y sí, cuesta mucho escribir bien Eurrhypis!

  • Pyrausta aurata, Pyrausta purpuralis y Pyrausta ostrinalis


Seguimos con crámbidos, pero en este caso, el negro  y blanco  que ornaba las dos anteriores da paso en este trío a una agradable combinación de dorados y granas (o rosas… según los matices de cada uno).

Para poder diferenciar primero Pyrausta aurata de las otras dos especies nuestro ojo avizor deberá dirigir su mirada hacia las manchas amarillentas postdiscales de las alas delanteras. La clave la tiene la más cercana al margen interno.

En el caso de Pyrausta purpuralis (y Pyrausta ostrinalis), esta mancha es homogénea y compacta, mientras que en el caso de Pyrausta aurata se ve atravesada casi por su mitad por un trazo del mismo granate que decora el resto del ala. Puede resultar complicado entenderlo con palabras, igual la siguiente imagen aclara un poco más el tema:

Pyrausta aurata y Pyrausta purpuralis
Clave sisual para diferenciar
Pyrausta aurata y Pyrausta purpuralis


Existe en la península ibérica otra Pyrausta que podemos confundir con la purpuralisPyrausta ostrinalis.

Las diferencias son sutiles y se dan en las mismas manchas de las que hablábamos hace un momento.

Aquí la diferencia entre una y otra atiende a la presencia  o ausencia de ribeteado negro alrededor de las ya citadas manchas amarillas. Así, si éstas presentan ribeteado negro marcado estaríamos ante una Pyrausta ostrinalis, mientras que si apenas presentan ribeteado negro o no lo presentan estaríamos ante una Pyrausta purpuralis.

En la foto de Juan Santiago se aprecia el ribeteado oscuro al que hacemos referencia en la serie de manchas postdiscales del par alar delantero:

Pyrausta ostrinales
Fantástica la Pyrausta ostrinalis de Juan Santiago

Compárese con Pyrausta purpuralis:

Pyrausta purpuralis
Pyrausta purpuralis



Comparativa de Pyrausta ostrinalis y Pyrausta purpuralis (recorte de P. ostrinalis en foto de Juan Santiago)
Comparativa de Pyrausta ostrinalis y Pyrausta purpuralis
(recorte de P. ostrinalis en foto de Juan Santiago)


  • Lythria sanguinaria, Lythria purpurata y Lythria purpuraria


Pasamos ahora al trío de geométridos que vamos a analizar.

Por lo que a Lythria sanguinaria y a Lythria purpurata (también conocida como Lythria cruentaria o Lythria rotaria) se refiere, la confusión está servida en muchos lugares de la web, sin embargo, los últimos estudios realizados con estas especies parecen facilitarnos las cosas sobremanera, y es que según Axel Hausmann & Jaan Viidalepp en “The Geometrid moths of Europe” (v.3), la segunda no vuela en la península ibérica, por lo que todas aquellas que en nuestro territorio fueron identificadas como tales son en realidad ejemplares de Lythria sanguinaria.

Y ahora que hemos descartado Lythria purpurata, ¿cuál es la clave entonces para diferenciar Lythria sanguinaria de Lythria purpuraria?

En el par alar delantero, Lythria purpuraria presenta un solo par de bandas rosáceas sobre el fondo amarillento mientras que en el caso de Lythria sanguinaria las líneas rosáceas no son dos, sino tres.

Sé que lo queréis comprobar por fotos, allá vamos:

Diferencias visuales entre Lythria purpuraria y Lythria sanguinaria
Diferencias entre
Lythria purpuraria y Lythria sanguinaria.
La foto de Lythria purpuraria es de mi
buen amigo vallisoletano Guillermo Martínez.


Repasamos lo aprendido?

Pyrausta aurata
¿La reconoces?


Pyrausta aurata, Crambidae
¿Quién es la de la foto? ¿por qué?


Eurrhypis pollinalis
Ésta es fácil...


Eurrhypis pollinalis (Crambidae)
¿Quién es la que nos observa?


Lythria sanguinaria
Solo hay que contar lineas para saber
que se trata de una hembra de ...


Hembra de Lythria sanguinaria
Otra hembra fácil de identificar


Macho de Lythria sanguinaria
Ahora estamos ante un  macho de...

sábado, 20 de febrero de 2016

Las mariposas del género Pseudophilotes en España y Portugal: Pseudophilotes baton, Pseudophilotes panoptes y Pseudophilotes abencerragus: claves para su identificación visual


Los tres licénidos que nos ocupan hoy son todos ellos de pequeño tamaño y pertenecen a ese grupillo que coloquialmente denominamos como “las azulitas”.

Es cierto que cuando empezamos a tener nuestros primeros acercamientos a estas mariposas, los licénidos azules, todas nos parecen iguales, y nos cuesta bastante llegar a distinguirlas. Sin embargo, si sabemos a donde dirigir nuestra mirada, tal y como sucede con muchas otras cosas, pronto podremos comprobar que no es tan fiero el león como lo pintan, y lo que en un principio nos parecía una misión imposible, poco a poco dejará de serlo, a medida que nuestra experiencia y el número de avistamientos vaya aumentando.

La clave para diferenciar a nuestras tres Pseudophilotes está en las fimbrias, esos “pelillos”  (escamas en realidad) que adornan las alas de muchas mariposas en el margen de los dos pares alares, y que, en ejemplares muy volados, casi llegan a perder en su totalidad.

Fimbrias de las mariposas
Las fimbrias de las mariposas

En la imagen superior se pueden apreciar las fimbrias de un licénido (Cacyreus marshalli), un ninfálido (Coenonympha dorus), un piérido (Anthocharis cardamines) y un hespérido (Erynnis tages).

  • Los reversos


Sobre un fondo más o menos azulado grisáceo se dispone un patrón de puntos negros bastante parecido en las tres especies.

Como gran diferencia, Pseudophilotes baton suele presentar una línea de puntos anaranjados muy marcada en la zona submarginal de las alas traseras, miestras que Pseudophilotes panoptes y Pseudophilotes abencerragus cuando la presentan, se aprecia mucho más tenue, prácticamente residual.

Pero dijimos que se presentaban las fimbrias como una buena clave para ayudarnos a distinguir las tres especies. Veamos como son por el reverso.

  • Pseudophilotes baton: las fimbrias son semiajedrezadas, así, olvidándonos de las bancas y centrándonos en las de color negro, podremos comprobar que éstas no llegan hasta el final, se quedan a mitad de camino aproximadamente comparándolas con las blancas.
  • Pseudophilotes panoptes: las fimbrias de sus cuatro alas son ajedrezadas completas, las negras son de la misma longitud que las blancas.
  • Pseudophilotes abencerragus: debemos centrar nuestra vista en el par delantero. Si la edad del ejemplar lo permite podremos observar que las negras presentan forma de T, con el tramo horizontal de esa hipotética T más grueso que el tramo vertical, mucho más delgado. Las fimbrias traseras son ajedrezadas como en panoptes.

Pseudophilotes ibéricas
Las fimbrias de las Pseudophilotes ibéricas
(Detalle de P. abencerragus y P. panoptes
en fotos de Rafa Obregón)


No debemos olvidarnos, tal y como apuntábamos anteriormente, que en ejemplares muy volados estos caracteres pueden ser muy difíciles (o imposibles) de apreciar, ya que la pérdida de escamas se acentúa con la edad de los imagos, y en el caso de las fimbrias, éstas pueden llegar a desaparecer por completo.

Reverso de Pseudophilotes baton
Pseudophilotes baton


Pseudophilotes panoptes, reverso
Pseudophilotes panoptes
(Foto: Rafa Obregón)



Foto de Pseudophilotes abencerragus
Pseudophilotes abencerragus en una imagen también del Dr. Obregón

Hay otro detalle que nos puede servir de ayuda para diferenciar abencerragus de panoptes cuando estas dos nos planteen dudas o si han perdido ya las fimbrias.

Si nos fijamos con detenimiento en las manchas negras submarginales del reverso las alas traseras, podremos comprobar que las de la primera de las dos hileras de manchas oscuras (la que está más cercana a la serie de puntos postdiscal)  tienen forma más o menos triangular en el caso de panoptes (sobre todo en S5, S4 y S3) mientras que en el caso de abencerragus, éstas tienen una forma mucho más suavizada, recordando más a un guión.


Pseudophilotes abencerragus y panoptes
La primera serie de manchas submarginal de
Pseudophilotes abencerrragus y Pseudophilotes panoptes

Resumiendo lo que hemos comentado para estas dos especies, en la siguiente lámina podéis ver una comparativa de los detalles que nos ayudarán a separar Pseudophilotes abencerragus de Pseudophilotes panoptes:


Claves Pseudophilotes panoptes y abencerragus
Resumen visual de las diferencias entre P. panoptes y P. abencerragus


  • Los anversos


Como en la mayoría de los licénidos azules, por el anverso la identificación se complica bastante.

En este caso es Pseudophilotes abencerragus la más fácil de identificar o separar del resto, ya que el punto negro discoidal (esa mancha oscura ubicada prácticamente en el centro geométrico de las alas delanteras), presenta ribetes de color blanquecino, algo que no ocurre en el caso de Pseudophilotes baton y Pseudophilotes panoptes, donde no presenta ribeteado alguno.

Pseudophilotes abencerragus, anverso
Pseudophilotes abencerragus, anverso
(Foto de Rafa Obregón)


Para discernir entre las dos restantes, Pseudophilotes baton y Pseudophilotes panoptes, lo mejor es volvernos a fijar en las fimbrias, semiajedrezadas en baton y ajedrezadas en panoptes. Además, el borde marginal es notablemente más ancho en panoptes que en baton.

Anversos de Pseudophilotes baton y panoptes
Anverso alar de Pseudophilotes baton y Pseudophilotes panoptes


Por último, la geografía también nos echará una mano en nuestras tareas de identificación, y es que:

  • Pseudophilotes abencerragus es una mariposa que vuela principalmente por la mitad sur peninsular, si bien citas recientes la sitúan ya en el sur Burgos como área de vuelo más norteña en España y Coimbra en Portugal.
  • Pseudophilotes baton vuela por el norte y oeste peninsular.
  • Pseudophilotes panoptes sin embargo, es la que mayor área de vuelo abarca, desde Portugal (exceptuendo la parte más noroccidental) hasta el mar mediterráneo prácticamente.

Pon en práctica tus conocimientos:

Pseudophilotes baton
¿sabes de quién se trata?, es fácil...
(cerca de Melide, A Coruña)


Anverso de Pseudophilotes baton
y ésta... ¿te plantea dudas?
(cerca de Ferrol, A Coruña)


Pseudophilotes panoptes
un ejemplar volado pero que podemos identificar...
Enciña da Lastra (Ourense)


Pseudophilotes panoptes en Vimioso
Esta está complicada pero se saca...
la foto está tomada en Vimioso (Portugal) el pasado año


Pseudophilotes panoptes_R.Obregón
¿Quién es la de la fantástica foto de Rafa Obregón?

Anverso alar de Pseudophilotes abencerrragus
Rafa Obregón hizo esta foto de Pseudophilotes....


Anverso alar de Pseudophilotes abencerragus
La última... ¿quién es?
Foto de R. Obregón



viernes, 29 de enero de 2016

Pequeños hespéridos anaranjados: las tres Thymelicus ibéricas, Ochlodes sylvanus y Hesperia comma: claves para su identificación visual

Por su escasa  vistosidad (aunque esto depende de los gustos de cada uno), nuestras cinco protagonistas de hoy pertenecen a la que quizás se pudiera calificar como la “patito feo” dentro de las familias de ropalóceros o mariposas diurmas que vuelan por la Península ibérica, la familia Hesperiidae.

Las integrantes de esta familia, que alcanza la cifra de tres decenas de representantes en nuestras latitudes, poseen una serie de características que las diferencian del resto:

  • presentan unos ojos oscuros muy grandes, podríamos decir que desproporcionados en relación con el resto del cuerpo
  • de pequeño tamaño todas ellas, presentan un cuerpo muy robusto y abigarrado
  • son mariposas de vuelo rápido, potente y muy errático (poco predecible), normalmente no muy lejano al suelo
  • sus cortas antenas se encuentran muy separadas entre sí a la altura de su inserción en la cabeza

Familia Hesperiidae
Características de los integrantes de la familia Hesperiidae



Entrando más al detalle, las cinco que nos ocupan en esta entrada pertenecen todas ellas a la subfamilia Hesperiinae, una subfamilia que se caracteriza entre otras cosas por su singular forma de posarse entre vuelo y vuelo, así, mientras que el par de alas traseras se dispone a modo de plano horizontal, el par delantero, entreabierto, se dispone casi en vertical, de forma oblicua, casi perpendicular al anterior.

La forma de posarse de los Hesperiinae
La característica forma de reposar de la subfamilia Hesperiinae


Hemos hablado de ellas pero todavía no hemos dicho sus  nombres, a saber:

  • Thymelicus sylvestris
  • Thymelicus acteon
  • Thymelicus lineola
  • Ochlodes sylvanus
  • Hesperia comma


En prácticamente todas ellas destaca sobremanera el color dorado/anaranjado, pero hay como (casi) siempre una serie de detalles visuales que nos podrán servir como claves a la hora de tratar de identificarlas correctamente.

Con mayor o menor acierto (vosotros juzgaréis), tratemos de resumir los principales caracteres visuales de machos y hembras de las cinco especies a través de la siguiente tabla (conviene no olvidar que la "edad" de los ejemplares, y lo "volados" que puedan estar ya los ejemplares cuando los vemos, pueden dificultar la observación clara de uno o mas caracteres...):

Thymelicus, Ochlodes sylvanus y Hesperia comma
Thymelicus acteon, lineola y silvestris, Ochlodes sylvanus y Hesperia comma: claves visuales



  • Thymelicus acteon


Tal y como podéis comprobar, en el anverso de este macho se aprecia claramente su larga y estrecha androconia en el ala delantera derecha sobre su fondo alar marronáceo.

Thymelicus acteon, el macho
Thymelicus acteon, anverso de un macho


En esta foto del anverso de una hembra, se aprecian las manchas claras postdiscales típicas de esta especie y que nos ayudan a diferenciarla de Thymelicus sylvestris o lineola por ejemplo.

Thymelicus acteon, una hembra
Thymelicus acteon, anverso de una hembra


En las fotos siguientes, dos reversos de Thymelicus acteon en los que podéis apreciar su típico color dorado vivo, no envejecido.

Thymelicus acteon, el reverso
Reverso alar de Thymelicus acteon


El reverso de Thymelicus acteon
Dorado fuerte y limpio el del reverso de Thymelicus acteon


En fase de oruga se alimenta de gramíneas entre las que se encuentran varias especies de Brachipodium.

Son univoltinas, volando fundamentalmente entre los meses de abril y principios de agosto.
Vuela por la práctica totalidad de la Península ibérica.

  • Thymelicus lineola


El borde marginal oscuro y poco definido que parece adentrarse por las venas hacia el interior del ala se aprecia con nitidez en esta imagen de una hembra de Thymelicus lineola.

Anverso de Thymelicus lineola
Anverso alar de una hembra de Thymelicus lineola


Por el reverso, lo más sobresaliente de esta pequeña mariposa son esos tonos apagados, donde el dorado pierde bastante protagonismo.

Reverso alar de Thymelicus lineola
Thymelicus lineola: reverso alar


En fase de oruga se alimenta de gramíneas entre las que se encuentran varias especies de Brachipodium y muchas más.

Son univoltinas, volando fundamentalmente entre los meses de mayo y principios de agosto.

Vuela por la práctica totalidad de la Península ibérica, normalmente alejada de la línea de costa.

  • Thymelicus sylvestris


La androconia de los machos de Thymelicus sylvestris es más gruesa que la de acteon. Además, el anverso alar es dorado, amarillo,  frente al marrón que veíamos anteriormente en acteon.

Anverso alar de Thymelicus sylvestris
Anverso alar de un macho de Thymelicus sylvestris


Aunque no tanto como lineola, el reverso se muestra apagado, como envejecido, lejos del amarillo vivo que vimos en Thymelicus acteon.

Reverso alar de Thymelicus sylvestris
El reeverso alar de Thymelicus sylvestris


En esta imagen se observan anverso y reverso de Thymelicus sylvestris gracias a la característica pose que ya comentamos de estas pequeñas mariposas. Se observa también como la maza antenal (dorada en su parte inferior) acaba de forma redondeada (como las dos anteriores).

Anverso y reverso alar de Thymelicus sylvestris
Thymelicus sylvestris: anverso y reverso alar


Disfruta también del Brachipodium y varias especies de gramíneas más.

Disfruta de un solo período de vuelo entre los meses de mayo y julio.

Se la puede ver surcando los aires de prácticamente cualquier lugar de la Península ibérica.

  • Ochlodes sylvanus


Una potente y gruesa androconia, las manchas doradas sobre fondo marrón y el final de las mazas antenales apuntadas (se aprecia con claridad en la izquierda) que se ven en la foto nos dicen que se trata de un macho de Ochlodes sylvanus.

Macho de Ochlodes sylvanus
Ochlodes sylvanus, el anverso del macho


La hembra es parecida, si bien evidentemente carece de androconia. En la zona basal, a diferencia de los machos ésta es más marrón, menos dorada.

Hembra de Ochlodes sylvanus
La hembra de Ochlodes sylvanus muestra su anverso alar


Las alas de esta mariposa por el reverso no dan lugar a equivocación, se aprecia con claridad el negativo de las manchas postdiscales que adornan sus alas por el anverso, aunque muy lejos de la claridad con lo que lo hará Hesperia comma como pronto veremos.

Reverso de Ochlodes sylvanus
Reverso alar de Ochlodes sylvanus


Más común en la mitad norte que en la sur peninsular, con dos períodos de vuelo entre los meses de mayo y agosto. Su alimentación la basa en muchas especies de gramíneas de las que no se escapan los Brachipodium.

  • Hesperia comma


Tanto machos como hembras nos puede costar diferenciarla de la anterior por el anverso tal y como se aprecia en las fotos:

Macho de Hesperia comma
Anverso alar de un macho de Hesperia comma


Hembra de Hesperia comma
Anverso alar de una hembra, ya volada, de Hesperia comma


Por el reverso no hay confusión posible, las manchas basales y postdiscales blancas que la adornan son maravillosas y claramente definitorias, no os lo parece?

Hesperia comma, reverso
Espectacular reverso alar de Hesperia comma


Hesperia comma vuela en una sola generación entre los meses de junio y septiembre, sobre todo en la mitad norte peninsular. Vuelven a ser las gramíneas sus nutricias, y de ellas sus preferidas son varias especies de Festuca.