miércoles, 29 de junio de 2016

Spialia sertorius, no confundir con Pyrgus!



La pequeña que vamos analizar hoy es una de esas que acostumbra a crear confusión a más de uno cuando comienza a interesarse por las mariposas diurnas.

Spialia sertorius  es su nombre científico, aquí y en el Tíbet, y en el norte de África y en el oeste asiático, y en Portugal, y en Francia, y en Italia, y en toda centroeuropa hasta Polonia y Rumanía, y es que eso es lo bueno que tienen los nombres científicos, que son válidos para todos los lugares del planeta, cosa que no ocurre con los nombres “populares”, propios de cada lugar en concreto y con mayor o menor tradición según el país (el nuestro es del que tiene muy poca para esto) como ya hemos comentado en más de una ocasión. Para los que tengáis curiosidad, en castellano estaríamos hablando de “Sertorio”.

Spialia sertorius
Anverso alar de Spialia sertorius


La confusión a la que hacía referencia al inicio de este post viene con las Pyrgus y su prima Muschampia proto. Un género de hespéridos (el de las Pyrgus) muy, pero que muy complicado a la hora de intentar proceder a la identificación de especies de manera visual, y digo intentar porque en una gran cantidad de ocasiones (y salvo contadas excepciones) la tarea será prácticamente imposible, debiendo recurrir a la captura y sacrificio del ejemplar para poder recurrir al análisis microscópico de sus estructuras genitales.


Spialia sertorius, anverso
Spialia sertorius


¿Qué tiene Spialia sertorius que la diferencie de las Pyrgus y de Muschampia proto?

Por suerte, nuestra protagonista de hoy es de las que podemos ver posada con las alas desplegadas o replegadas indistintamente, por lo que bien en el campo, o bien en casa analizando nuestras fotos, podremos analizar sus caracteres visuales distintivos tanto por el anverso como por el reverso de sus alas para proceder a su correcta identificación.

Reverso alar de Spialia sertorius
Reverso alar de Spialia sertorius


  • El anverso alar


El lugar en el que nos deberemos fijar es la pequeña serie de puntos ubicada en la “frontera” que separa las zonas postdiscal y submarginal cercana al ápice de las alas delanteras. Aunque no siempre se cumple, en Spialia sertorius esta serie la conforman 4 puntos de color blanquecino (siendo el último de ellos de tamaño sensiblemente más pequeño que los que le preceden) mientras que en el caso de las Pyrgus, esta serie la integran tres puntos únicamente. Digo que no siempre se cumple porque he visto ejemplares de Spialia sertorius con tres puntos únicamente, y que si presentaban el 4º, éste era prácticamente imperceptible. Eso sí, nunca veréis Pyrgus con cuatro puntos en esta serie. Quizás sea este el carácter diferencial más definitorio a la hora de poder separar visualmente una Spialia sertorius de una Pyrgus o Muschampia proto.


Diferencias entre Spialia sertorius, Muschampia proto y Pyrgus
Diferencias entre Spialia sertorius, Muschampia proto y Pyrgus
Spialia sertorius, Muschampia proto y Pyrgus
El anverso de Spialia sertorius, Muschampia proto y Pyrgus

Spialia sertorius, anverso
Spialia sertorius, el anverso

  • El reverso alar


En el Reino Unido, donde sí existe bastante tradición en esto de los nombres comunes o populares, nuestro pequeño hespérido recibe el nombre de Red-underwing Skipper, lo que nos da la verdadera clave que nos facilitará su identificación, ya que si lo traducimos al español nos estaría hablando de un “patrón rojo bajo las alas”.

Mientras que Muschampia proto y nuestras Pyrgus presentan un patrón alar por el reverso donde dominan los fondos oliváceos de mayor o menor intensidad salpicados por manchas blanquecinas (salvo la espectacular Pyrgus sidae con sus blancos y amarillos), en el caso de Spialia sertorius el color dominante es un rojizo-acastañado sobre el que se aprecian las correspondientes manchas blanquecinas.

Reversos de Spialia sertorius, Muschampia proto y Pyrgus sp.
Reverso rojizo de Spialia sertorius,
y oliváceo de Muschampia proto y Pyrgus sp.


Además, el mapa de manchas blanquecinas de Spialia sertorius del reverso de sus alas es bastante característico y fácil de separar del de las Pyrgus y Muschampia proto.

Por un lado, destaca una gran macha discal de apariencia casi circular cercana a la costa. Junto a esta, y casi en el centro del ala, aparece la segunda mancha de mayor tamaño del ala. Esta mancha trapezoidal, presenta un único apuntamiento (normalmente) apuntando hacia la zona postdiscal, sin embargo, en el caso de las Pyrgus, esta mancha suele apreciarse tirando a plana o con ligeros apuntamientos laterales, pero no en el centro de la misma. Una imagen nos ayudará a comprenderlo mejor, veámoslo:

Reverso de Spialia sertorius, Muschampia proto y Pyrgus sp.
Mancha discal de Spialia sertorius, Muschampia proto y Pyrgus sp.


Spialia sertorius, reverso
Spialia sertorius mostrándonos su reverso alar


Spialia sertorius vuela en la Península ibérica en dos generaciones fundamentalmente entre los meses de abril y septiembre, basando alimentación cuando es oruga en Sanguisorba minor, Rubus y otras.

Antes de terminar la entrada de hoy, no quisiera dejar de apuntar una cosa, y es que lo que hasta hace poco creíamos una especie en la península ibérica, será probablemente desdoblada en dos en breve. Los análisis genéticos realizados a una gran cantidad de individuos en nuestra península, parecen evidenciar claramente diferencias significativas entre Spialia sertorius y la “nueva” Spialia rosae (endémica de la península ibérica y con una zona de distribución hacia la zona central de la misma), que basaría su alimentación básicamente en rosas sivestres. Habrá que estar atentos.

Así las cosas, Spialia rosae  volaría en la península ibérica en la zona central de la misma y Spialia sertorius lo haría desde allí hacia la costa en todas las direcciones, estando ausente en los dos grandes archipiélagos Canario y Balear.

Y ya por último agradecer como siempre a Rafa Obregón su desinteresada cesión de fotografías, en este caso las magníficas imágenes de Muschampia proto que ilustran el texto.

sábado, 28 de mayo de 2016

Issoria lathonia: claves visuales


La única representante en la Península Ibérica del género Issoria es una mariposa espectacular, de esas que enamoran a primera vista cuando las ves por vez primera, de esas que nunca te cansas de contemplar y fotografiar, de esas de las que más disfrutas cuando empiezas, de esas…

Es una mariposa relativamente fácil de reconocer e identificar, sobre todo por el reverso de  sus alas como veremos un poco más adelante.

Por suerte, su área de vuelo abarca la totalidad de la península ibérica. También vuela en el archipiélago canario, aunque eneste caso lo hace como migrante. En el archipiélago balear se conoce una cita bastante antigua, seguramente de un ejemplar peninsular divagante.

Por lo que a las grandes islas portuguesas se refiere, Issoria lathonia se deja ver bastante en Madeira, no así en Azores, archipiélago donde no está presente.


Issoria lathonia, Sofía
Issoria lathonia


Vuela en varias generaciones por lo general entre los meses de marzo y octubre, siendo los meses centrales del verano los más propicios para disfrutar de ella en número.

Cuando es oruga basa su alimentación casi exclusivamente en Viola sp. (aunque se han citado más nutricias como Rubus sp. y otras).

Issoria lathonia tomando temperatura
En reposo, Issoria lathonia tomando temperatura


Como curiosidad, apuntar que esta mariposa hiberna en cualquiera de sus cuatro estadíos de crecimiento: huevo, oruga, pupa o imago.

Issoria lathonia, popularmente conocida como Sofía
Libando...


Centrándonos ya en el análisis visual, el patrón de manchas que presenta esta belleza por ambas caras de sus alas es bastante característico, lo que la hace fácilmente diferenciable de otras especies.

  • Los anversos


Si nos centramos en el anverso, no será complicado darnos cuenta de que casi la práctica totalidad de manchas negras que la engalanan (a excepción de las más alargadas cercanas a la costa) presenta una forma más o menos redondeada, a modo de verdaderos lunares.


Issoria lathonia, anverso alar
Issoria lathonia, el anverso
Puede que lo anteriormente comentado os resulte un tanto complicado de asimilar o entender si no tenéis mucha práctica. Para ello analizaremos un par de detalles más que nos ayudarán a diferenciarla de aquellas especies que más se le podrían parecer y con quienes las podríais llegar a confundir, las hembras del género Argynnis.

Por un lado, nuestra Issoria lathonia (Sofía para quienes os gusten los nombres populares), presenta una mancha negra relativamente grande en el espacio S1b a la altura de los límites de la zona basal y discal que no veremos en el grupo de las Argynnis (y que cuando la vemos acostumbra a ser mucho más residual), si a ello le sumamos la banda de puntos discales que se pueden observar en las alas traseras evitaremos definitivamente la confusión con las mencionadas Argynnis, ya que en ellas, esta banda de manchas, en vez de ser punteada tiene un aspecto mucho más lineal.

Si, en fotos es mucho más fácil de entender, veámoslo:

Claves visuales de Issoria lathonia
Patrón característico de Issoria lathonia

Comparativa de Argynnis adippe, niobe y paphia
Compárese con la imagen anterior

Machos y hembras se diferencian fundamentalmente por el mayor tamaño de ellas frente a ellos. Otro detalle que nos ayudará a sexar el ejemplar en caso de no poder establecer una comparativa de tamaños con otro será fijarnos en el abdomen. En las hembras es bastante más corto que en los machos, llegando aproximadamente hasta la altura que marca la banda de puntos discales de la que ya hemos hablado en las alas traseras, mientras que en el caso de los machos, el abdomen, es más estrecho y largo, alcanzando prácticamente la siguiente banda de puntos, la que se sitúa entre los límites de la zona post-discal y submarginal.

Veámoslo:

Macho y hembra de Issoria lathonia
El macho y la hembra de Issoria lathonia

  • Los reversos


No hay confusión posible con ninguna otra de las mariposas que vuelan por nuestras latitudes. Quizás Argynnis aglaja, por citar una, pueda llegar a plantear alguna duda, si bien las manchas de esta última son mucho menos extensas y vistosas.

reverso alar de Issoria lathonia
Espectacular, ¿o no?

Reverso alar de Argynnis aglaja
La que más se le pudiera parecer, Argynnis aglaja no se  parece tanto...

Grandes y espectaculares manchas blanco-plateadas decoran el reverso del par alar trasero de esta mariposa. Una hermosa línea de manchas marronáceas con pupila  blanca separan la gran hilera de manchas submarginales (hemosa dentadura!) del conjunto basal y discal.

Issoria lathonia con destellos plateados
Nuestra protagonista

Sobran las palabras en este caso, lo  mejor será disfrutarlo con imágenes:

Me llamareis loco, pero al menos a mí, el reverso me recuerda a un percebe!!


Parecido de Issoria lathonia y un percebe
Las Manchas blancas me recuerdan a las placas calcáreas del percebe

viernes, 1 de abril de 2016

Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii: claves para su identificación visual


El par de mariposas del que nos vamos a ocupar en la entrada de hoy, puede resultar relativamente similar a las especies del grupo Melitaea a ojos del observador inexperto o recién iniciado.

Para diferenciar ambos géneros en nuestras latitudes bastará con fijarse en un detalle en el anverso del par alar posterior: la línea de puntos negros postdiscales que presentan las dos Euphydryas ibéricas y de las que las Melitaea (a excepción de cinxia) carecen.


Melitaea y Euphydryas
Comparativa Melitaea sp. y Euphydryas sp.
(E. desfontainii en fotos de Rafa Obregón)

Pero, ¿cómo diferenciarlas entonces de la citada Melitaea cinxia?, la respuesta nos la dará el anverso del par alar delantero, allí, en vez de una serie de puntos negros postdiscales, lo que podremos observar es una serie similar pero de puntos blancoamarillentos en E. aurinia y E. desfontainii de la cual Melitaea cinxia carece (ojo, en ocasiones, las hembras de desfontainii del sur peninsular carecen casi de estos puntos, o como en el caso de la foto que ponemos, los presentan pero un tanto oscurecidos y no tan blancos). Veámoslo con foto:

Melitaea cinxia y Euphydryas
Comparativa Melitaea cinxia y Euphydryas sp.
(E. desfontainii en fotos de Rafa Obregón)



  • Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii: los anversos

Centrémonos ya en las dos Euphydryas. Lo primero será aprender a diferenciarlas por el anverso alar.

El anverso de par delantero:

Es aquí donde se encuentra el detalle más significativo a la hora de diferenciar estas dos especies. Si nos fijamos con detenimiento en la zona submarginal de este par alar no nos será difícil comprobar que mientras que en Euphydryas desfontanii la serie de manchas que se aprecia  es de color balncoamarillento, en el caso de Euphydryas aurinia ésta es de color anaranjado. Además, estas manchas presentan una acusada forma de flecha apuntada en E. desfontainii, mientras que en el caso de la aurinia, éstas son bastante romas o redondeadas.

En ambos casos estas manchas se aprecian con ribeteado de color negro, si bien en el caso de desfontainii este ribeteado se da muy grueso tanto en la parte que apunta hacia la zona postdiscal como hacia la base de la punta de flecha, más cerca de la zona submarginal del ala, mientras que en el caso de la aurinia, este ribeteado negro es mucho más fino y a veces, en la base de las manchas casi imperceptible. Pero será sin duda como siempre, a través de fotos como lo podremos ver con mayor claridad:

Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii
Comparativa de anversos de
Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontanii
(E. desfontainii en foto de Rafa Obregón)



  • Los reversos alares

Aquí las diferencias son más sutiles.

Si nos fijamos en el par trasero, que será el que nos suelan enseñar cuando reposan con las alas replegadas, podremos comprobar comparativamente que los puntos negros  postdiscales se aprecian mucho más marcados en el caso de Euphydryas desfontainii que en el de Euphydryas aurinia, un detalle que se ve si cabe acentuado por el orlado blanquecino que los rodea, mucho más amplio y grueso en la primera que en la segunda.

Por lo que respecta a las manchas claras submarginales, el apuntamiento es más pronunciado también en desfontainii que en aurinia.

Un detalle más, las manchas negras postdiscales (sobre todo) que se aprecian en el reverso del par delantero son mucho más grandes y marcadas en Euphydryas desfontainii que en Euphydryas aurinia.

También en el par delantero, la línea que atraviesa las lúnulas en la zona submarginal es de color anaranjado en Euphydryas aurinia mientras que en el caso de Euphydryas desfontainii es negra.

Por último, la banda anaranjada que adorna la zona discal del reverso de las traseras es bastante rojiza en los ejemplares de Euphydryas aurinia, frente al anaranjado claro con matices amarillentos que suele presentar su prima desfontainii.

Reversos de Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontainii
Comparativa de reversos de  
Euphydryas aurinia y Euphydryas desfontanii
(E. desfontainii en foto de Rafa Obregón)



  • Especies y subespecies

Por lo que a E. desfontainii se refiere, en la península ibérica solamente vuela la subespecie baetica, que lo hace fundamentalmente por la España septentrional y el Algarve portugués y que se diferencia de la forma nominal (que vuela en Marruecos) porque el color del fondo alar es mucho más claro en baetica que en este última.
Del mismo modo que hace aurinia, pasa el invierno como oruga en un nido común y se “despierta” a finales de invierno para completar el ciclo larvario (alimentándose de Cephalaria leucantha o Dipsacus sp.), pupar y emerger como imago en el mes de abril, permanenciendo en vuelo hasta finales de junio normalmente.

Oruga de Euphydryas desfontainii
Oruga de Euphydryas desfontainii
(Foto de Rafa Obregón)


Crisálida de Euphydryas desfontainii
Crisálidad de Euphydryas desfontainii
(Foto de Rafa Obregón)

Euphydryas desfontainii
Anverso alar de Euphydryas desfontainii en foto de Rafa Obregón


desfontanii
Disfrutemos de la desfontainii del Sr. Obregón

Reverso de Euphydryas desfontainii
Reverso de Euphydryas desfontainii
en foto del maestro Obregón


Euphydryas desfontainii Marruecos
Compárese este ejemplar marroquí (forma nominal) con la inmediatamente
anterior del sur peninsular (ssp. baetica), se observa que el fondo alar de
esta última es más intenso, menos claro (sobre todo en los anaranjados).
La foto es de Eduardo Marabuto


Si hablamos de E. aurinia y refiriéndonos a la península ibérica (por cierto, que se escribe así, en minúscula y no con mayúsculas como cabría esperar, o como por desconocimiento venía escribiendo yo hasta no hace mucho, cuando la curiosidad me llevó a descubrir en esta interesante entrada en el Blog de lengua de Alberto Bustos), hemos de decir que la variabilidad de diseño alar en E. aurinia ha hecho que se describan numerosas subespecies que según la bilbliografía consultada, muchas veces carecen de bases sólidas. En este sentido, parece claramente aceptado el hablar de dos subespecies fundamentalmente: beckeri, glaciegenita.

La segunda de ellas sería de menor tamaño que la primera y volaría en las altas cumbres pirenaicas. Se diferencia fundamentalmente de la subespecie beckeri  (que volaría por el resto peninsular), además de por el tamaño, por ser bastante más oscura que ella y por la forma de las lúnulas submarginales del par alar trasero, muy achatadas, sin apenas apuntamiento aparente.

Tal y como sucede con desfontainii, las E. aurinia hibernan como orugas jóvenes en un nido común, y cuando el invierno toca a su fin, retoman su alimentación (a base de varias especies de Lonicera) para completar el ciclo y volar a partir del mes de abril normalmente hasta principios de julio.

El color claro que predomina en los tres primeros instar de oruga contrasta con el negro de los tres siguientes.

Orugas de Euphydryas aurinia
Las orugas jóvenes de E. aurinia
tienen aspecto blanquecino, tal y como
se observa en la foto de R. Obregón


Orugas gregarias
El gregarismo en Euphydryas aurinia llega hasta
el 6º y último instar de crecimiento larvario

Orugas de Euphydryas aurinia
Gregarismo de Euphydryas aurinia


Euphydryas aurinia
Tras el 6º instar Euphydryas aurinia abandonará
la colonia y buscará un sitio adecuado para pupar


Prepupa de Euphydryas aurinia
Posición prepupal de Euphydryas aurinia


Crisálida de Euphydryas aurinia
La crisálida de Euphydryas aurinia


Euphydryas aurinia
Euphydryas aurinia, el anverso


E. aurinia
¿Os suena esta foto?



Euphydryas aurinia, reverso
Euphydryas aurinia, reverso


Distribuida por la práctica totalidad de la península, apenas falta en el la esquina suroriental de la península y centro de Aragón.

Euphydryas aurinia es una mariposa abundante en la península ibérica, que sin embargo y debido a que es extremadamente sensible a los cambios de uso de los suelos ha desaparecido ya de muchos lugares del viejo continente europeo, razón por la que actualmente  se encuentra protegida tanto por la Directiva Hábitats dentro del Anexo II, como por el Convenio de Berna en su Apéndice II.

Euphydryas desfontainii sin embargo, quizás sería la mariposa dentro de este par que sí necesitase protección en nuestras fronteras, ya que es bastante más escasa y localizada, habiendo autores que la vienen considerando ya  como una especie “casi amenazada”.

No quisiera concluir la parrafada de hoy sin darle las gracias a Rafa Obregón, autor de la mayoría de fotos de Euphydryas desfontainii que ilustran esta entrada, sin las cuales la misma no hubiera sido posible. Gracias Rafa!.

Y para cerrar, agradezco también a Eduardo Marabuto el facilitarme la siguiente foto (magnífica), donde podéis ver un ejemplar de cada una de las especies que hemos analizado en la entrada y poner en práctica los conocimientos que espero hayamos adquirido a través de la misma:

Euphydryas desfontainii y Euphydryas aurinia
Las dos Euphydryas

lunes, 14 de marzo de 2016

Confusiones habituales: Eurrhypis pollinalis y guttulalis, Pyrausta aurata y purpuralis, y las tres Lythria: sanguinaria, purpurata y purpuraria.



La de hoy es una entrada atípica, pero creo que resultará de bastante utilidad a la hora de resolver esas dudas recurrentes que siempre nos vuelven a la cabeza aun cuando ya nos las han explicado en más de una ocasión…

Las tres Lythria pertenecen a la familia Geometridae, mientras tanto las Eurrhypis como las Pyrausta son integrantes de la familia Crambidae.

Aunque todas ellas vuelan de día, lejos se encuentran taxonómicamente hablando de las que popularmente conocemos como “diurnas”, los ropalóceros.

Simplemente nos dedicaremos a apuntar las claves visuales que os ayudarán a atinar a la hora de clasificar vuestra mariposa, esa que no sabéis si es la una o si es la otra…, para el resto de cuestiones (voltinismo, nutricias, etc.) podéis recurrir a cantidad de sitios y publicaciones interesantes, donde seguramente os ayudarán profundizar mucho más que yo en tales cuestiones.

Vamos allá.

  • Eurrhypis pollinalis y Eurrhypis guttulalis


La primera pareja de baile la conforman las dos Eurrhypis que vuelan por nuestras latitudes, pollinalis y guttulalis, un par de pequeñas mariposas pertenecientes a la familia Crambidae, y cuyo parecido es bastante asombroso, pero, ¿cuál es la clave que las diferencias?

Nuestra vista tendrá que dirigirse hacia la zona basal del par alar delantero, allá donde las alas de topan con el abdomen.

Allí comprobaremos que mientras que Eurrhypis pollinalis presenta una mancha blanca alargada, Eurrhypis guttulalis no presenta allí mancha blanca alguna… vamos a la imagen:


Diferencias entre Eurrhypis guttulalis y Eurrhypis pollinalis
El juego de las diferencias entre
Eurrhypis guttulalis y Eurrhypis pollinalis.
E. pollinalis en foto de mi compañero (y maestro)
de batallas tras las mariposas X.L. Rey Muñiz


… y sí, cuesta mucho escribir bien Eurrhypis!

  • Pyrausta aurata, Pyrausta purpuralis y Pyrausta ostrinalis


Seguimos con crámbidos, pero en este caso, el negro  y blanco  que ornaba las dos anteriores da paso en este trío a una agradable combinación de dorados y granas (o rosas… según los matices de cada uno).

Para poder diferenciar primero Pyrausta aurata de las otras dos especies nuestro ojo avizor deberá dirigir su mirada hacia las manchas amarillentas postdiscales de las alas delanteras. La clave la tiene la más cercana al margen interno.

En el caso de Pyrausta purpuralis (y Pyrausta ostrinalis), esta mancha es homogénea y compacta, mientras que en el caso de Pyrausta aurata se ve atravesada casi por su mitad por un trazo del mismo granate que decora el resto del ala. Puede resultar complicado entenderlo con palabras, igual la siguiente imagen aclara un poco más el tema:

Pyrausta aurata y Pyrausta purpuralis
Clave sisual para diferenciar
Pyrausta aurata y Pyrausta purpuralis


Existe en la península ibérica otra Pyrausta que podemos confundir con la purpuralisPyrausta ostrinalis.

Las diferencias son sutiles y se dan en las mismas manchas de las que hablábamos hace un momento.

Aquí la diferencia entre una y otra atiende a la presencia  o ausencia de ribeteado negro alrededor de las ya citadas manchas amarillas. Así, si éstas presentan ribeteado negro marcado estaríamos ante una Pyrausta ostrinalis, mientras que si apenas presentan ribeteado negro o no lo presentan estaríamos ante una Pyrausta purpuralis.

En la foto de Juan Santiago se aprecia el ribeteado oscuro al que hacemos referencia en la serie de manchas postdiscales del par alar delantero:

Pyrausta ostrinales
Fantástica la Pyrausta ostrinalis de Juan Santiago

Compárese con Pyrausta purpuralis:

Pyrausta purpuralis
Pyrausta purpuralis



Comparativa de Pyrausta ostrinalis y Pyrausta purpuralis (recorte de P. ostrinalis en foto de Juan Santiago)
Comparativa de Pyrausta ostrinalis y Pyrausta purpuralis
(recorte de P. ostrinalis en foto de Juan Santiago)


  • Lythria sanguinaria, Lythria purpurata y Lythria purpuraria


Pasamos ahora al trío de geométridos que vamos a analizar.

Por lo que a Lythria sanguinaria y a Lythria purpurata (también conocida como Lythria cruentaria o Lythria rotaria) se refiere, la confusión está servida en muchos lugares de la web, sin embargo, los últimos estudios realizados con estas especies parecen facilitarnos las cosas sobremanera, y es que según Axel Hausmann & Jaan Viidalepp en “The Geometrid moths of Europe” (v.3), la segunda no vuela en la península ibérica, por lo que todas aquellas que en nuestro territorio fueron identificadas como tales son en realidad ejemplares de Lythria sanguinaria.

Y ahora que hemos descartado Lythria purpurata, ¿cuál es la clave entonces para diferenciar Lythria sanguinaria de Lythria purpuraria?

En el par alar delantero, Lythria purpuraria presenta un solo par de bandas rosáceas sobre el fondo amarillento mientras que en el caso de Lythria sanguinaria las líneas rosáceas no son dos, sino tres.

Sé que lo queréis comprobar por fotos, allá vamos:

Diferencias visuales entre Lythria purpuraria y Lythria sanguinaria
Diferencias entre
Lythria purpuraria y Lythria sanguinaria.
La foto de Lythria purpuraria es de mi
buen amigo vallisoletano Guillermo Martínez.


Repasamos lo aprendido?

Pyrausta aurata
¿La reconoces?


Pyrausta aurata, Crambidae
¿Quién es la de la foto? ¿por qué?


Eurrhypis pollinalis
Ésta es fácil...


Eurrhypis pollinalis (Crambidae)
¿Quién es la que nos observa?


Lythria sanguinaria
Solo hay que contar lineas para saber
que se trata de una hembra de ...


Hembra de Lythria sanguinaria
Otra hembra fácil de identificar


Macho de Lythria sanguinaria
Ahora estamos ante un  macho de...